Hacia la democratización de los cuidados

2020 / 10 / 19

El viernes 16 de octubre organizamos la charla “Hacia la democratización de los cuidados” de la mano de Emagin y Maitelan. Emagin presentó la investigación realizada sobre la situación actual de los cuidados en la comarca Beterri-Buruntza y Maitelan explicó el por qué del nacimiento de su cooperativa. Maitelan ha nacido para asumir colectivamente la responsabilidad social de los cuidados y para ello, han creado una cooperativa integral de iniciativa social que “pretende articular en una misma organización tanto a personas socias trabajadoras (cuidadoras) como personas usuarias (personas cuidadas) y colaboradoras”.

Jone Arrazola y Miren Aranguren (Emagin) dieron comienzo a la presentación y explicaron que uno de los retos a la hora de realizar la investigación ha sido precisamente definir qué son los cuidados; “tienen todavía muchos significados y son de gran complejidad. Los cuidados tienen un potencial político y lo queremos desarrollar”.

Jone Arrazola continuó desengranando el contexto político-social en el que se generan los cuidados, “la división de lo público y lo privado adjudica ciertos privilegios a los hombres y nos los quita a las mujeres. A esta dicotomía también se le llama contrato sexual, que es el que sustenta el sistema capitalista y el que hace que las trabajadoras del hogar sean invisibles y precarias. El sistema obtiene una plusvalía tremenda de esta situación, ya que supone más de un tercio del trabajo interior bruto del Estado Español”. En este contexto, añadía que el eje de la economía feminista es el buen vivir y el colocar las vidas y las personas en el centro así como sus situaciones y necesidades, poniendo en valor aquello que no está dentro de las lógicas del mercado.

Miren Aranguren añadía que estamos invisibilizando la situación gravísima que están sufriendo las trabajadoras, que están precarizadas y discriminadas; “en los cuidados se articulan muchas opresiones y nosotras queremos poner el foco en estas tres: clase, género y raza”. Se está dando una desfamiliarización de los cuidados, pero esta situación sólo se da cuando hay privilegios y a costa de otras mujeres; la mayoría de ellas racializadas. Remarca que “si cambiaramos la estructura de los cuidados a un formato más horizontal tendríamos que cambiar toda la organización social. Pero en este sistema que está totalmente colapsado y es tan precario, hay que hacer políticas aquí y ahora”. Es ahí donde enmarcan este proyecto, que con sus contradicciones, hace frente a las urgencias de la situación actual.

Por último, Emagin propuso tres políticas para este sector:

  • Reconocer socialmente y políticamente el trabajo de los cuidados.
  • Redistribuir los cuidados de una manera justa.
  • Dignificar las condiciones de trabajo y de vida de las trabajadores de cuidados.

A continuación, Elisa Peredo Quiroz y Frances Banegas Pavón explicarón por qué y cómo nació Maitelan. Ambas son socias trabajadoras de la cooperativa y llevan años trabajando en el sector.

Frances Banegas nos contó su propia experiencia “somos de Latinoamérica y venimos con una mochila. Venimos a comenzar de cero y a comenzar una vida nueva, pero cuando venimos aquí chocamos con la realidad. No conocemos a nadie, el idioma es una barrera. Las mujeres que venimos de ahí tenemos estudios pero aquí no podemos desempeñar nuestra profesión y solo podemos trabajar en el ámbito de los cuidados. Es un trabajo bastante duro, triste, ambiguo y lleno de soledad. Nos cuesta vernos a nosotras mismas en algunas situaciones”.

Frances Banegas explicó que “con Maitelan, queremos que nos conozcan y que sepan que somos mujeres de mucha valía y que estamos dispuestas a dar lo mejor de nosotras. Queremos que el sector de los cuidados marque la diferencia. Tenemos la voluntad y el deseo de ser parte de su vida y Maitelan y ustedes son la semilla”.

Elisa Peredo profundizó en el proceso que han llevado a cabo para crear Maitelan y explicó que quieren cambiar toda esta situación de discriminación, y que para ello “necesitamos más compromiso institucional y social”. El objetivo es conseguir más socies colaboradores para poder conseguir solvencia y poder legalizar “a las compañeras que están con nosotras desde el inicio”.

En palabras de Miren Aranguren “el proyecto es muy inspirador. De lo urgente también se puede impulsar una transición hacia un sistema democrático de cuidados”.


Más información sobre el diagnóstico realizado por Emagin aquí.